Aunque los viajes a la nieve se suelen realizar en coche o autobús, son muchos que deciden escaparse a esquiar con su propio vehículo. Entre otras recomendaciones, no hay que olvidar que es importante hacer una pequeña revisión a tu vehículo antes de realizar una excursión a la nieve.